Diapositiva1

El Proyecto “Recuperación de la vida de los niños y niñas: espacio urbano y emergencia” es una iniciativa del Centro de Investigaciones y Servicios (CISE) de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP) apoyada por la Fundación Bernard Van Leer (BvL Foundation). El Proyecto está enfocado en garantizar que los albergues “KM 980” y “Ciudad de Dios” (Piura) – donde se encuentran 971 niños y niñas de 0 a 3, y 2482 familias –  se constituyan en sitios seguros, saludables y estimulantes para las familias con niños y niñas de 0-3, gestantes y mujeres amamantando.

Diapositiva20

El enfoque del Proyecto es la perspectiva “Urban 95” que promueve la BvL, y a través de la cual se incorpora a los niños y niñas, y sus familias en la creación de entornos urbanos en condiciones seguros y saludables. Esto implica considerar las necesidades de movilidad, uso efectivo del espacio público, seguridad, saneamiento y oportunidades de recreación y aprendizaje informal.

Los resultados previstos por el Proyecto son: 1) un protocolo para emergencias con foco prioritario en familias con niños de 0 a 3; 2) un modelo de articulación intersectorial para la atención integral a niños y niñas afectados por el desastre; 3) albergues con perspectiva Urban 95 y participación comunitaria; y, 4) estrategia de fortalecimiento de capacidades de autoridades locales para la respuesta y recuperación frente a desastres naturales.

El Proyecto se organiza a través de cuatro componentes: a) Recuperación socio – emocional y participación comunitaria; b) Desarrollo de modelo de albergue Urban 95 con articulación de servicios de atención para el cuidado y desarrollo de la primera infancia en situación de desastre; c) Fortalecimiento de capacidades de las autoridades y funcionarios para la respuesta y  d) recuperación de los servicios públicos para la primera infancia en situación post – desastre.

 Diapositiva19

Las principales actividades a ejecutar son: parques y juegos itinerantes, eco – tecnologías (baños secos, captadores de agua, elaboración de compostaje), espacios de amamantamiento y recreación aptos para bebés, promoción de servicios dirigidos a la niñez y a sus cuidadores, estrategias de capacitación para el personal a cargo de la atención de menores de 36 meses. Esto se realizará a través de la transferencia de conocimientos y herramientas desarrollados en situaciones similares para la buena gestión de la crisis, y metodologías que permitan a la población participar, en coordinación con el gobierno regional y local, en el proceso de reconstrucción, promoviendo procesos de gobernabilidad a favor de la niñez en el territorio, y reforzando el sentido de comunidad y pertenencia. Se espera hacer un escalamiento de los resultados a nivel de política pública en el corto plazo – a través del fortalecimiento de las capacidades de municipios y gobierno regional y en el mediano plazo, la institucionalización de metodologías de articulación intersectoriales en el territorio.