El Taller Internacional: Recuperando el espacio urbano con niños y niñas, se realizó del 3 al 9 de agosto del 2018 en la ciudad de Piura (Perú) con la participación de docentes y estudiantes de las especialidades de Educación, Arquitectura, Psicología y Geografía de la Pontificia Universidad Católica del Perú y de la Universidad Nacional de Piura. Este se enmarcó en el proyecto “Recuperando la vida de los niños: espacio urbano y emergencia” que atiende las zonas afectadas por el desastre del Niño Costero del 2017. El cual, se encuentra a cargo de un equipo especializado del Centro de Investigaciones y Servicios Educativos (CISE) de la PUCP.

Los objetivos de este, fueron:

a)      Crear propuestas realistas para el diseño de espacios urbanos sanos, seguros y estimulantes para las familias con niños y niñas de 0-5, gestantes y mujeres amamantando del Centro Poblado “KM 975”.

b)      Lograr que la comunidad participe activamente del diseño y transformación de su espacio actual, y que los niños y niñas ejerzan su derecho a vivir y disfrutar de un espacio urbano sano, seguro y estimulante que fortalezca su desarrollo y su sentido de pertenencia e identidad con el territorio.

c)       Generar un espacio de discusión sobre el tema ciudad-niñez en situación post-desastre desde un enfoque urbano y considerando los derechos de niños y niñas en base a la Convención sobre los Derechos del Niño, el enfoque Urban 95 (FBvL) y los aportes de Francesco Tonucci.

(Programa de actividades, CISE PUCP)

El primer día, los estudiantes llegaron a la ciudad de Piura y se congregaron en la universidad para recibir las pautas generales y los insumos de trabajo, tales como los informes de diagnóstico de la comunidad del Centro Poblado KM 975 y el Urban95 Starter Kit (material de la Fundación Bernard Van Leer sobre diseño, planeamiento y administración de la ciudad, desde la perspectiva de los niños y niñas).

El segundo día se llevó a cabo la sesión inaugural con la presencia de la Directora de la Dirección Académica de Responsabilidad Social de la PUCP, Tesania Velázquez; el Decano de Arquitectura de la Universidad Nacional de Piura; la representante de su rector; y el alcalde de Cura Mori. Se dio inicio con el Panel 1: Niñez y desarrollo urbano a cargo de Rubiela Hernández; representante de Casa de la Infancia Colombia, quien retrató la necesidad de tomar como modelo propuestas como las de Urban95 y dio a conocer un caso de éxito en Colombia donde se hicieron intervenciones ciudadanas que llevaron a tener un espacio más seguro y saludable para la población. La segunda conferencia, de Susana López, docente de la PUCP y egresada de la Universidad Politécnica de Cataluña; invitó a reflexionar sobre la infraestructura de la ciudad priorizando al peatón sobre los vehículos.

 Luego de una breve exposición de maquetas de los estudiantes de la UNP relacionadas al desastre, se procedió a seguir con los paneles. Las conferencias estuvieron a cargo de personalidades como Etzon Romo, Ex Secretario Nacional de Planificación y Desarrollo de Ecuador; quien explicó la articulación de servicios de atención a la primera infancia en situación de emergencia en Ecuador. Tesania Velásquez de la PUCP, dio a conocer la propuesta de laboratorio GRD y Reconstrucción. Posteriormente, Jose Luis Calle, de la Dirección Regional de Educación de Piura, narró la respuesta del sector educación ante la emergencia. Henry Guillen del CISE; presentó el Diagnóstico comunitario, socio emocional y espacios del Km. 975 donde puntualizó información a partir de las entrevistas realizadas a la población. Por su parte, Maria Coronel del MINSA retrató la situación y los avances en cuanto a salud mental en los lugares afectados por el desastre.

El tercer día, los estudiantes tuvieron una conferencia sobre Urban95: Pensando las ciudades desde la mirada de los niños y niñas, por Vanesa Lainez de la Fundación Bernard Van Leer. Por su parte, Mayra Vila, miembro del proyecto; coordinó y organizó el trabajo de campo de los estudiantes en el Km 975. Se recorrió cada parte de la comunidad con niños de 0 a 5 años, fueron a su lugar favorito y al volver realizaron una maqueta ilustrativa de este y de los trayectos en su comunidad.

En el cuarto, quinto y sexto día, los estudiantes se dedicaron plenamente al Taller Urbano; el cual requería del uso de todas sus habilidades para elaborar la propuesta a presentar a la población, de acuerdo a las necesidades e ideas de sus miembros. Así, se conformaron tres equipos, con dos paneles cada uno, y una maqueta general. Se ahondó en los ejes Casa, Servicios Públicos y Producción.

El último día del taller se dio la presentación de resultados en el Km 975 de Piura. Se realizó un ameno compartir de experiencias donde los estudiantes tuvieron oportunidad de contar acerca de los paneles elaborados acorde a lo que requería la comunidad. Así, por ejemplo, en cuanto al Eje Casa se tuvo en cuenta las dimensiones necesarias, el espacio para criar animales y sembrar plantas, la sombra, y lugares para el niño. En el Eje Servicios Públicos se tuvo en consideración dos grandes nodos entre las 3 áreas del Km 975, con parques como un “Dunarque” para los niños y un centro deportivo, equidistantemente se distribuían la escuela, biblioteca y ludoteca, comedor, el centro materno paterno infantil (lactario, centro de estimulación, centro de atención psicológica y guardería), mercado, puesto de auxilio rápido, etc. El Eje Productivo retrató ideas tales como el negocio de la algarrobina a partir del algarrobo que crece en la zona, utilización de la energía eólica y solar, centros de reciclaje, compost, granjas comunales, entre otros.

En suma, el taller propició el intercambio de aprendizajes de los alumnos, docentes y la comunidad; desde una mirada y preocupación por el niño en todos los espacios. Cabe destacar la apertura de la población y el esfuerzo de los equipos de ambas universidades para el buen desenvolvimiento y calidad de resultados de las propuestas.