El rápido avance de las tecnologías de la información y comunicación en las últimas décadas del siglo pasado ha implicado una transformación sin precedentes en el modo en el que el hombre procesa y transmite el conocimiento. Este hecho ha traído consigo nuevas formas de aprendizaje e interrelación para las cuales la escuela no estaba preparada, y con ello ha creado una brecha entre las posibilidades de las nuevas generaciones y la formación que les brindan los sistemas educativos. Conscientes de este fenómeno, muchos especialistas en educación realizan esfuerzos para adaptar los sistemas educativos a las nuevas posibilidades que ofrecen las tecnologías como soporte del conocimiento.

Por ello, especialistas en educación e informática de la Pontificia Universidad Católica del Perú llevaron a cabo un programa de capacitación de docentes en el uso de nuevas tecnologías. Sus logros y la sistematización de dicha experiencia se ofrecen en el presente libro.