En un contexto en el que las instituciones educativas enfrentan una creciente competencia y  exigencias por cumplir con las disposiciones y requisitos del sector Educación, es indispensable desarrollar estrategias que permitan a las escuelas ser competitivas. Uno de los instrumentos más eficaces para lograr este propósito es la evaluación y autoevaluación institucional, herramienta que a su vez puede enfocarse de distintas maneras pero orientada hacia la mejora de la calidad en las instituciones.

La evaluación y autoevaluación en las escuelas expone los resultados de una investigación realizada en una institución educativa de gestión privada. Presenta de manera teórica y metodológica el Modelo de Autoevaluación Institucional Global con Apoyo Externo, el cual solo requiere de afirmar una cultura evaluativa y del interés de los miembros de la institución educativa para poder ser aplicado. Se trata además de un modelo que, como descubrirá el lector, puede adaptarse a las características propias de cada institución.